Todo lo que necesitas saber sobre la tarjeta de revolving: ventajas, desventajas y cómo utilizarla correctamente

¿Qué es una tarjeta de revolving?

Una tarjeta de revolving es un tipo de tarjeta de crédito que permite a los usuarios realizar compras y pagarlas en cuotas mensuales. A diferencia de una tarjeta de crédito tradicional, las tarjetas de revolving ofrecen la opción de pagar solo un porcentaje mínimo del saldo adeudado, lo que permite a los usuarios llevar a cabo pagos más flexibles.

Funcionamiento de una tarjeta de revolving

Las tarjetas de revolving funcionan de la siguiente manera: cuando los usuarios realizan una compra, el monto gastado se agrega al saldo de la tarjeta. Cada mes, se genera un estado de cuenta que muestra el monto adeudado y el pago mínimo requerido.

El pago mínimo requerido es generalmente un porcentaje pequeño del saldo adeudado, lo cual puede llevar a los usuarios a mantener una deuda a largo plazo con intereses altos si no se realiza un pago mayor cada mes.

Beneficios y riesgos de las tarjetas de revolving

Las tarjetas de revolving ofrecen una serie de beneficios, como la flexibilidad en los pagos y la posibilidad de realizar compras a plazos. Sin embargo, también existen riesgos asociados:

Beneficios

  • Flexibilidad en los pagos mensuales.
  • Opción de financiar compras de manera conveniente.
  • Acceso a promociones y programas de recompensas.

Riesgos

  • Intereses altos: al llevar una deuda a largo plazo, los intereses pueden incrementar considerablemente el monto total adeudado.
  • Dependencia del crédito: el uso irresponsable de una tarjeta de revolving puede llevar a una acumulación excesiva de deudas.
  • Impacto en la calificación crediticia: un mal manejo de la tarjeta puede afectar negativamente tu historial crediticio.
Quizás también te interese:  Los beneficios de solicitar una tarjeta de crédito Ruralvía: Acceso a financiamiento rural de manera rápida y fácil

Consejos para utilizar adecuadamente una tarjeta de revolving

Utilizar una tarjeta de revolving de manera responsable es fundamental. Aquí tienes algunos consejos para hacerlo:

  1. Pagar más del mínimo requerido cada mes para reducir la deuda total más rápidamente.
  2. Utilizar la tarjeta para compras planificadas y necesarias, evitando acumular deudas innecesarias.
  3. Conocer los detalles de la tarjeta, incluyendo la tasa de interés y las condiciones para evitar sorpresas desagradables.
  4. Mantener un control sobre los gastos y el saldo adeudado, evitando exceder la capacidad de pago mensual.
  5. No utilizar la tarjeta para retirar efectivo, ya que normalmente implica cargos adicionales y tasas de interés más altas.
Leer más...  Guía completa para activar tu tarjeta Abanca de forma rápida y sencilla

Deja un comentario